Trucos para ahorrar en ADSL

Marta 13 agosto 2015 0

Hoy en día, el ADSL es un producto de primera necesidad. Salvo que seas parte de ese medio millón de personas que no tiene acceso a internet por vivir en lugares de difícil acceso, casi la totalidad de la población necesita conexión para trabajar, buscar trabajo, estudiar o simplemente relacionarse. Lo que en un principio era algo propio de gente joven en la actualidad se ha convertido en un must global, que permite el contacto con los seres queridos y nos proporciona toda la información que necesitamos. De paso, también se ha convertido en una factura más que pagar y en otro de los gastos que nos ahogan día a día.

Uno de los trucos que puedes realizar es consultar ofertas en www.comparaiso.es para descubrir nuevas ofertas. Las operadoras de ADSL sacan periódicamente nuevas promociones que nos pueden ayudar a reducir la factura. Algunas de estas ofertas ofrecen un precio más bajo durante un tiempo determinado y luego sube de precio. Lo mejor es elegir una oferta cuya permanencia termine una vez que nos quieran subir la cuota de forma que podamos contratar otra oferta y así sucesivamente. En muchas ocasiones, para poder fidelizar a los clientes basta con hacer un amago de abandono para que las operadoras nos ofrezcan mantener la tarifa y así mantener el ahorro.

También es recomendable contratar ofertas sin permanencia si no encontramos ninguna que nos satisfaga ya que nos permitirá cambiar sin gasto en cuánto aparezca una promoción que nos permita ahorrar en nuestra conexión. En casos en los que, por ejemplo, haya una permanencia de un año y solo tres o seis meses de un precio económico tendremos que hacer cuentas para ver el precio del año y si finalmente nos compensa o no. Comparadores como Comparaiso suelen mostrar el precio total del año en este tipo de ofertas lo que nos ayuda a saber cuánto nos gastaremos exactamente en nuestra conexión de ADSL y nos permitirá organizar otros gastos en función del mismo.

Además, últimamente está surgiendo otra tendencia en pequeñas comunidades que consiste en la compartición de la conexión. Siempre y cuando no haya problemas de acceso y de cobertura, especialmente en lugares pequeños, muchos se están apuntando a esta nueva moda que parte de los principios de la economía colaborativa. En condiciones de consumo normales muchas personas pueden conectarse a una misma línea sin que la velocidad se vea afectada lo más mínimo por lo que compartir es posible siempre y cuando se llegue a un buen acuerdo y nadie deje de pagar su parte, uno de los riesgos de estas iniciativas.

Igualmente, muchas personas están sustituyendo su ADSL por conexiones de fibra óptica ya que tienen una mayor velocidad o por módems 4G que permite llevarte la conexión allá donde vayas por lo que si tienes una casa de veraneo o de fin de semana puedes ahorrarte pagar dos conexiones. Los trucos para ahorrar en ADSL dependen de ti y de cuáles sean tus necesidades.